Todo tiene un comienzo: así fueron los inicios de Extockpanel

Vista aérea de la nave de Extockpanel

Todo tiene un comienzo: así fueron los inicios de Extockpanel

Vista aérea de la nave de Extockpanel

Desde hace unas semanas os estamos mostrando cómo es nuestro día a día en Extockpanel Corte y Distribución S.L. Hoy quería contaros mi historia, cómo empecé con todo esto.

Soy Roberto Martín, fundador y gerente de Extockpanel. Nací en 1984, en Toledo. Me crie en un pueblo de esta provincia, Esquivias, junto a mis padres, Pilar y Antonio, y mi hermano Álvaro. A ellos les debo mucho. Ahora os cuento.

No fui un buen estudiante, acabé lo mínimo, que en aquel momento era la EGB, y dejé los estudios a los 16 años. Entré a trabajar en una empresa de prefabricados de hormigón, donde estuve 2 años en el taller de ferralla. Luego estuve 1 año en una empresa que se dedicaba al montaje de ventanas. Podéis pensar que era alguien inquieto, puede, pero estaba buscando mi camino.

Parecía que lo había encontrado en la empresa de suministros de ferretería donde entré a trabajar después, primero en almacén, y luego como comercial. Pero tampoco fue así. Llevaba 7 años en este sitio cuando comencé en una empresa del sector del metal, una fábrica de #panelsandwich, chapa, perfiles metálicos… 4 años de comercial me bastaron para ver que este era mi sector, que había encontrado algo que realmente me motivaba vender. Tan emocionado estaba que decidí dejarlo todo, ponerme por mi cuenta y hacerlo, además, en plena crisis económica. “¿Realmente voy a valer para esto solo?”.

Esta pregunta me la hice muchas veces, aun así probé. Necesitaba algo de infraestructura para empezar: compré un coche y me metí en un local de #Esquivias. Conseguí que varias fábricas confiaran en mí para hacer de representante y comercializar sus productos. Vendía directamente de fábrica y al cliente; pronto me di cuenta que era muy difícil vivir de las comisiones, y más con la crisis que había. ⚡ Tenía que dar un paso más. Alquilé una nave de 250 m2 en Illescas y compré stock de #panelsandwich para atender los pedidos de clientes pequeños a los que no servían las fábricas que representaba por ser encargos que no cumplían sus cantidades mínimas.

Por la mañana salía a vender, por la tarde volvía a la nave para cortar todos los pedidos; todo esto hubiera sido imposible sin la ayuda de mi familia, en concreto de mi padre. No voy a engañaros, fue una etapa dura: lo tenía que hacer todo con mis recursos, que eran pocos, y con la ayuda de mi familia, humilde pero muy trabajadora.

Poco a poco empecé a tener más trabajo y tuve que contratar a gente: una persona en oficina y otra en almacén. Era 2014, y en esa misma nave donde me instalé como Roberto Martín, constituí como empresa Extockpanel. Al poco tuvimos que mudarnos, primero a Humanes (Madrid), y poco después, a los dos años, a Moraleja de Enmedio: las naves a las que íbamos se nos quedaron pequeñas en poco tiempo. El equipo crecía: más trabajadores, la compra de un camión propio para hacer repartos…. Con un departamento comercial más fuerte, las ventas crecieron exponencialmente; tanto que tuvimos que cambiar de nuevo.

Desde finales de 2018, Extockpanel está en Pinto, en unas instalaciones muchos más grandes; más de 2600 m2 que se adaptan mejor a nuestro volumen diario de pedidos y de mercancía a mover y manipular. Y es aquí donde hemos empezado un nuevo proyecto: Extockpanel 4.0. Junto a mí siguen muchas de las personas que me han ayudado a hacer que creciera todo esto, y se siguen sumando personas nuevas con el objetivo de seguir creciendo ordenadamente, ampliar zonas de influencia, nuevos mercados y ser cada vez más exigentes con el trato hacía nuestros clientes. 👉 La historia continuará en los próximos meses… ¡No será la última mudanza!

Comparte este post