¿Cuándo elegir un montador profesional de panel sándwich?

Descarga de maquinaria en Extockpanel por Grujar

¿Cuándo elegir un montador profesional de panel sándwich?

Es una duda recurrente entre nuestros clientes: ¿necesito un montador? Aquí no hay una respuesta única, diremos a favor de muchos clientes que parte son unos auténticos manitas. Pero nosotros, con un equipo de profesionales al frente, sabemos diferencia un montaje profesional de uno que puede estar muy bien y que no lo es.

Con todo, a diario recibimos una buena cantidad de pedidos de particulares dispuestos a montar estructuras o solucionar problemas en diversas instalaciones gracias a la versatilidad del panel sándwich. Al final y al cabo es otra línea de nuestro negocio: la venta directa.

Dicho esto: ¿cuándo debo contratar a un montador profesional de panel sándwich?

  1. Siempre
    Sí, puede parecer obvio, y más siendo parte de nuestro negocio. Pero es la realidad, lo comentábamos al principio de esta entrada. Tenemos clientes que son unos auténticos cracks, pero el acabado que puede dar un profesional que trabaje con panel sándwich de forma habitual es difícil de superar.
  2. Grandes instalaciones
    Cuando vemos un pedido de un cliente con placas de panel sándwich de grandes dimensiones, ofrecemos siempre nuestro servicio de transporte y montaje. Nos gusta hacer las cosas bien, sobre todo velar por la seguridad de los demás. Una instalación mal hecha puede traer consecuencias negativas.
  3. Instalaciones con público
    Aquí somos tajantes: si tienes un establecimiento con público y vas a hacer algún tipo de estructura en la que haya panel sándwich de por medio, por favor, no te le juegues. Estás poniendo en peligro la seguridad de muchas personas. Los profesionales especializados existen por algo.
  4. Vecinos cerca
    Las personas son lo primero. ¿Te imaginas que el panel sandwich imitación teja que has puesto en tu jardín sale volando? No es la primera vez nos llaman para rehacer una instalación de este tipo en un jardín y este caso que preguntamos lo conocemos de sobra. Profesionales, profesionales… por algo están y son lo que son.
  5. Perdurar en el tiempo
    ¿Has escuchado que lo barato sale caro? Muchas veces no recurrimos a un profesional por que intentamos ahorrar en costes. El profesional no solo nos va a hacer un mejor montaje, también nos va a aconsejar sobre lo que más nos conviene y qué podemos hacer para que la instalación esté perfecta más tiempo.

Pero sobre todo, insistimos, hay que elegir un montador profesional porque lo primero que debemos valorar es la seguridad. Por encima de todas las cosas.

Comparte este post